El autoconsumo fotovoltaico y las instalaciones solares de baterías de litio para placas solares están creciendo cada vez más y más debido a los grandes beneficios que otorga, uno de ellos es el considerable ahorro energético y económico

Lo mejor de todo es que estas ventajas junto con las condiciones específicas de las instalaciones de autoconsumo, son claras y concisas desde el primer momento, lo que mejora, en gran parte, la experiencia de usuario.

Ahora bien, para comenzar con el artículo de hoy, te explicaremos mejor de qué se tratan las baterías de litio para placas solares, cuáles son los tipos más utilizados, qué aspectos son importantes de tener en cuenta a la hora de estas baterías y, por último, te presentamos un listado de las mejores ventajas de las baterías de litio para instalaciones de autoconsumo.

Las baterías de litio para placas solares son una parte fundamental en los kits solares, pues, como su nombre lo indica, se tratan de acumuladores de energía química que generan los paneles solares. En este caso, se utiliza como electrolito sales de litio, el metal más liviano y ligero de todos.  

Gracias a ellas es posible utilizar electricidad en los momentos donde la energía generada no es suficiente, cuando no hay producción, ya sea porque se trata de un día nublado o simplemente porque no hay luz solar. De esta manera, el uso de las baterías de litio para placas solares permite un gran ahorro en la factura de la luz.

 

Baterías de Litio para Placas Solares

 

Tipo de Baterías de Litio para Placas Solares

Cuando de energía solar se trata, las baterías de litio para placas solares son interesantes y útiles ya que con ellas podrás depender casi completamente de tu propia energía, reduciendo al mínimo el servicio de la red de distribución, por lo tanto, tu factura de la luz también se verá reducida.

Existen diferentes tipos de baterías de litio para placas solares, las cuales se definen por el material con el que están fabricadas. Claro que todas comparten el litio como elemento en común, pero a la vez requieren de otros materiales que definirán los aspectos característicos de cada una de ellas.

Baterías de polímero de litio

Las baterías de polímero de litio se destacan por estar compuestas por varias células recargables de idénticas características, las cuales se encuentran conectadas en paralelo. De esta manera, aumentan su capacidad de la corriente de descarga y, para aumentar el voltaje disponible, suelen estar disponibles en “packs”. Estas baterías son muy ligeras y almacenan una buena cantidad de energía.

Baterías de litio-ferrofosfato (LFP)

Luego nos encontramos con la batería de litio-ferrofosfato, la cual se trata de una variante a las baterías de litio para placas solares convencionales, en el que se sustituye gran parte del litio por láminas de fosfatos de hierro. Esta tecnología ofrece una gran estabilidad térmica y seguridad, pero tiene una resistencia baja y un voltaje inferior a las otras baterías. Eso sí, su ciclo de vida es largo.

Baterías de titanato de litio

Las baterías de titanato de litio ofrecen una nueva tecnología en la que se utilizan diferentes materiales nanoestructurados para poder brindar una mayor vida útil, una mejor calidad y un alto rendimiento. De esta manera, las cargas son mucho más rápidas, con un voltaje menor y su densidad de energía también es baja.

¿Cómo escoger Baterías de Litio para Placas Solares?

Como bien te comentamos al inicio del post, si cuentas con una instalación de autoconsumo o estás planeando tener una en tu hogar, algo que no puede faltar en tu kit solar son las baterías de litio para paneles solares. Si bien anteriormente te explicamos algunos de los diferentes tipos de baterías de litio que existen, todas tienen características diferentes que hablan de la calidad del dispositivo. 

Por ello es que, a continuación, te explicamos algunos de los aspectos principales en los que debes prestar atención al momento de escoger baterías de litio para placas solares. Presta mucha atención y toma nota de lo siguiente.

Vida útil

Una de las características en la que se debe hacer mayor hincapié, es la vida útil de las baterías de litio para placas solares. Aquí hay que tener en cuenta que la vida útil se mide en diferentes ciclos que integran tres fases de carga, descarga y reposo. Mientras mayor cantidad de ciclos ofrece la batería de litio, mayor será su ciclo de vida.

Potencia

Otra característica importante es la potencia de las baterías de litio para placas solares. Con potencia hace referencia a la cantidad de electricidad que el dispositivo puede brindar al momento de su utilización. Esta electricidad se mide en kilovatios (kW). Ahora bien, es muy común confundir los símbolos de la potencia (kW) con la capacidad (kWh). 

Esta última trata de la cantidad de energía eléctrica que es posible acumular y, por ello, las horas en las que tendrás electricidad a tu disposición cuando no haya producción por parte de los paneles solares. En cambio, la potencia es la cantidad de electrodomésticos que pueden ser conectados al mismo tiempo, de acuerdo a la potencia que posean.

Capacidad 

En el caso de la capacidad de las baterías de litio para placas solares, como bien te explicamos en el punto anterior, se mide en kilovatios hora (kWh) y es la capacidad que tienen estos dispositivos de acumular energía eléctrica

Lo importante es que la mayoría de las baterías de litio pueden ir aumentando su capacidad de almacenamiento según las necesidades energéticas, por lo que no hay problema al momento de escoger una batería más pequeña. Algunas suelen variar entre 2,4 kWh y 15 kWh por panel solar.

Eficiencia 

La eficiencia es un aspecto primordial si quieres que las baterías de litio para placas solares funcionen correctamente y cumplan la función para la que fueron adquiridas. En este sentido, a medida que se llevan a cabo las cargas y descargas al utilizar el dispositivo, se producen algunas pérdidas de energía útil. 

A menor porcentaje de pérdidas, mayor será la eficiencia de las baterías de litio, las cuales suelen contar con una eficacia que oscila entre el 90% y el 98%.

Profundidad de descarga

En complemento con el aspecto anterior, la profundidad de descarga es algo fundamental a tener en cuenta al momento de comprar baterías de litio para placas solares. Lo que hace es indicar la cantidad de electricidad que se puede utilizar antes de ser recargada. De esta manera, se alarga la vida útil, manteniendo su eficiencia y correcto funcionamiento.

Este tipo de baterías puede llegar a tener un 100% de profundidad de descarga frente a otros tipos de baterías solares, lo que la vuelve una de las mejores opciones a la hora de una instalación de autoconsumo.

Baterías de Litio para Placas Solares

Ventajas de las baterías de litio para instalaciones fotovoltaicas

Para cerrar con el artículo de hoy y a modo de conclusión, nada mejor que hacerlo contando algunas de las mejores ventajas de las baterías de litio para instalaciones fotovoltaicas.

Al momento de hacer mención a una instalación fotovoltaica, cabe destacar que la inversión inicial que se necesita es elevada, pero que, sí cuenta con baterías solares, el retorno de dicha inversión se dará en el mediano plazo. 

Además, hoy en día existe una gran cantidad de subvenciones y ayudas por parte del Estado, por lo que es cuestión de animarse y adentrarse en el mundo del autoconsumo. Seguidamente te presentamos dos de las mejores ventajas que presentan las baterías de litio para placas solares.

Mayor densidad energética que las baterías de plomo

Una de las máximas ventajas que presentan las baterías de litio para placas solares, es que tienen una mayor densidad energética que las baterías de plomo. Esto quiere decir que las primeras tienen la capacidad de almacenar hasta tres veces más energía.

Esto se debe a que tienen un peso atómico de litio reducido frente al plomo, el cual es más pesado. Por ejemplo, una batería de litio puede llegar a almacenar hasta 120 Wh/kg, mientras que una de plomo alcanza los 40 Wh/kg.

Ciclo de carga y descarga más rápida

Por último, como las baterías de litio para placas solares tienen un mayor voltaje, la corriente que necesitan es menor, por lo que el ciclo de carga y descarga dura, como máximo, unas 3 o 4 horas.

Ahora que ya sabes todo sobre las baterías de litio para placas solares, ¿qué esperas para incorporarlas a tu instalación de autoconsumo?