Cuando se acercan los meses más fríos del año, contar con un buen sistema de calefacción se vuelve indispensable. Sin embargo, el tipo de energía que utilizamos para calentar nuestro hogar puede tener un impacto realmente significativo en el ambiente y en nuestra factura de la luz. Es por ello que entre las mejores opciones se encuentra la calefacción con placas solares.

Las fuentes renovables o fuentes verdes de energía, son alternativas que nos permiten generar electricidad sin contaminar el ambiente, sin dañar a la naturaleza y sin emitir gases contaminantes o residuos peligrosos para la salud. Este tipo de fuentes también poseen otras ventajas, pues suelen generar empleo, son competitivas y sus precios no están sujetos a fluctuaciones como las que afectan a los combustibles. Tampoco podemos olvidar mencionar que el uso de combustibles fósiles para calentar los hogares tiene un impacto negativo en la sostenibilidad, pues producen una gran cantidad de sustancias que terminan por contaminar el ambiente y que también han llegado a aumentar los efectos del cambio climático.

Es por este motivo que vale la pena sumarse a la revolución energética, ya que las fuentes renovables nos ofrecen múltiples opciones para que logremos producir la energía que consumimos. Y entre las fuentes verdes más eficientes se encuentra la energía solar fotovoltaica, ya que este tipo de energía ha evolucionado hasta alcanzar niveles muy elevados de rendimiento.

Lo mejor de todo es que este tipo de energía nos permite tener instalaciones que se ajusten a las necesidades particulares de nuestro hogar o empresa, por lo que podremos producir la cantidad ideal de energía para el autoconsumo. Esto también nos permitirá estar cada vez más cerca de tener un hogar o una empresa autosuficiente, ya que seremos capaces de producir electricidad sin depender de fuentes externas.

Y claro, una parte vital del autoconsumo se relaciona con la posibilidad de producir la energía que necesitamos para mantener nuestro hogar cálido durante el invierno.

La Calefacción con Placas Solares

Lo primero que debemos saber, es que la calefacción con placas solares es completamente posible y es lo más conveniente si queremos mitigar los efectos del cambio climático y ahorrar en nuestra factura de la luz. Sin embargo, si queremos conseguir los mejores resultados debemos tener en consideración nuestros niveles de consumo, las necesidades energéticas de nuestro hogar y las características propias de nuestra casa o empresa. Todo ello nos permitirá escoger las placas solares que mejor puedan satisfacer nuestras necesidades.

Además, hay diferentes tipos de paneles solares, por lo que conocer nuestras necesidades particulares será el punto de partida para poder escoger las placas solares que mejor se adapten a nuestros requerimientos.

Calefacción Con Placas Solares

 

Tipos de Placas Solares

Actualmente existen diferentes tipos de paneles solares, entre los más comunes podemos encontrar:

Placas solares fotovoltaicas

Las placas solares fotovoltaicas son capaces de transformar la luz del sol en energía, por lo que podemos utilizar esta energía para calentar nuestro hogar. Este tipo de paneles resultan ideales si queremos generar electricidad para utilizar los aparatos de nuestro hogar y también alimentar la calefacción con placas solares. Es por ello que estos paneles solares son estupendos si nuestro hogar posee un sistema de calefacción, ya que la energía solar puede utilizarse con radiadores o con acumuladores.

Placas solares térmicas

Los paneles solares térmicos pueden aprovechar la radiación que emite el sol para que logremos calentar nuestro hogar y para poder disfrutar de agua caliente. Al igual que sucede con los paneles fotovoltaicos, estas placas nos permiten calentar nuestro hogar de forma limpia y sostenible. Eso sí, no podemos olvidar que los paneles térmicos aprovechan directamente el calor que proviene del sol, por lo que este tipo de placas se encargan de acumular calor para que podamos alimentar nuestros sistemas de calefacción con placas solares.

Placas solares híbridas

También existen paneles solares híbridos, estos poseen las características de las placas fotovoltaicas y de las placas térmicas. Es por ello que este tipo de panel es capaz de producir tanto electricidad como calor. Asimismo, la tecnología de los paneles híbridos ha ido evolucionando, por lo que incluso podemos encontrar opciones de placas híbridas que reducen al máximo las posibles pérdidas de calor.

Calefacción Con Placas Solares

 

Opciones de Calefacción con Placas Solares

Una de las mayores ventajas de la energía solar, es que nos permite contar con diferentes alternativas para calentar nuestro hogar e incluso se puede utilizar para apoyar los sistemas de calefacción que ya tengamos, entre las opciones más comunes de calefacción con placas solares podemos mencionar:

Suelo radiante y radiadores

El suelo radiante es una buena opción para mantener una temperatura agradable durante los días más fríos. Este sistema funciona gracias a la energía térmica, por lo que puede llevar el calor a todas las estancias de nuestro hogar. Y lo mismo sucede con los radiadores, pues estos pueden aprovechar la energía que producen las placas solares.

Calderas

Las calderas son alternativas ideales si queremos contar con agua caliente sanitaria, en estos casos se suele utilizar un generador de calor que nos permita sacarle el máximo partido a la energía solar que obtengan las placas solares térmicas.

Bombas de calor

Las bombas de calor son opciones estupendas si deseamos contar con un sistema que no solo aproveche la luz de sol, sino que también nos pueda brindar agua caliente, calefacción e incluso refrigeración. Otra ventaja de las bombas de calor es que consumen poca energía, por lo que será una alternativa provechosa si también buscamos disminuir nuestra factura de la luz.

Como hemos notado, son muchas las posibilidades que tenemos para calentar nuestro hogar con placas solares. Lo principal siempre será conocer bien nuestro nivel de consumo y las necesidades particulares que tenemos, ya que esto nos ayudará a encontrar soluciones que tengan un buen rendimiento y que se ajusten a nuestros requerimientos. Y claro, no podemos dejar de lado los muchos beneficios que tiene contar con calefacción con placas solares, pues podremos mantener nuestro hogar cálido al tiempo que cuidamos el ambiente y aportamos a la sostenibilidad.

 

Además, la energía solar es una fuente renovable y casi inagotable, por lo que podremos aprovechar al máximo la luz y el calor del sol. Tampoco podemos dejar de lado el ahorro que supone la calefacción con placas solares, por lo que podremos notar una disminución significativa en nuestra factura de la luz al final de cada mes. Y si esto no fuera suficiente, los módulos solares requieren un mantenimiento mínimo y tienen una vida útil bastante larga, por lo que podremos aprovechar sus beneficios a largo plazo ¿qué esperas para generar energía de forma estratégica y en perfecta armonía con el ambiente?