Free cookie consent management tool by TermsFeed Policy Generator

A la hora de hablar sobre una instalación de placas solares, es preciso conocer cada uno de los pasos que se llevarán a cabo al momento del montaje, para comprender así cómo funciona el sistema dentro de una comunidad autónoma.

Por este motivo es que, en esta oportunidad, vamos a explorar los diferentes tipos de instalación de placas solares de autoconsumo y sus características para así identificar cuál es la indicada para tu vivienda. 

Luego de ello hablaremos sobre el proceso de montaje, desde los pasos previos hasta el momento de la colocación de los paneles solares y, para finalizar, te contaremos algunos de los beneficios que aporta la energía solar fotovoltaica.

Si bien el uso de paneles solares para autoconsumo existe desde hace muchos años, en el último tiempo, debido a la crisis energética, se ha creado una conciencia colectiva respecto al cuidado de la energía eléctrica y del medio ambiente

Por ello es que la instalación de placas solares es la mejor solución para alimentar la red del hogar, haciendo uso de una energía limpia, renovable, económica e inagotable como es la energía proveniente del sol.

A continuación te presentamos una breve guía para una correcta instalación de placas solares. 

 

Tipos de Instalaciones Fotovoltaicas

Antes de dar comienzo a una instalación de placas solares fotovoltaicas, es preciso comprender de qué se trata el autoconsumo, qué tipos existen y cuáles son sus características principales. 

En primer lugar, al hablar de autoconsumo, se relaciona directamente al uso de una energía generada por una instalación de placas solares para el consumo propio, con los beneficios que ello conlleva, siendo el ahorro energético el principal. 

Existen dos diferentes tipos de instalaciones fotovoltaicas de autoconsumo: aquellas conectadas a la red eléctrica o las que son aisladas

 

Instalación de autoconsumo aislada

Una instalación de autoconsumo aislada es aquella que se emplea en ciudades y territorios lejanos o donde no hay acceso a la red eléctrica pública de transporte o de distribución. En este sentido, en el momento en que no hay producción de energía, ya sea por la noche o en los días nublados, la vivienda se queda sin electricidad.

Por este motivo es que aquí el uso de baterías es imprescindible, ya que ellas son las encargadas de almacenar la energía generada durante las horas de sol. De este modo, se garantiza un suministro eléctrico durante las 24 horas del día.   

Instalación de autoconsumo conectada a la red eléctrica

En el caso de una instalación de placas solares de autoconsumo conectada a la red eléctrica, la vivienda cuenta con el suministro de la red eléctrica, por lo que en ningún momento el hogar se quedará sin el suministro de energía eléctrica.

De esta manera, es posible utilizar la energía generada por los paneles solares durante el día y, por las noches, hacer uso de la red habitual. Por tal motivo, se llega a un ahorro energético y económico, ya que la factura de la luz se verá reducida a fin de mes.

 

instalación de placas solares

 

Pasos previos para la Instalación de Paneles Solares

Una instalación de placas solares no es un proceso que se realice de la noche a la mañana, sino que hay una serie de pasos que deben seguirse para que el montaje pueda llevarse a cabo de manera segura y eficiente. 

Como sucede con cualquier puesta en marcha, el proceso consta de dos etapas: en la primera se realizan estudios, presupuestos y trámites administrativos, mientras que en la segunda se lleva adelante la instalación del sistema fotovoltaico.

Aquí te contamos cuáles son los pasos previos para una instalación de placas solares. 

Presupuesto de la Instalación de las Placas Solares

El primer paso para una instalación de placas solares es consultar a una empresa instaladora acerca de los servicios y las posibilidades de la vivienda. Para ello, se realizará un presupuesto inicial en el cual se tienen en cuenta algunas variables, como es el caso del consumo anual, la cantidad de habitantes, la zona geográfica en la que se vive, entre otros factores.

Estudio previo

Una vez que se tiene un primer presupuesto es momento de realizar un estudio previo del hogar, para poder llegar a una propuesta final. Con todos estos datos recabados será posible tener un mayor rendimiento por parte de la instalación de las placas solares.

En este sentido, la empresa instaladora realiza una visita a la vivienda y allí analiza los diferentes hábitos de consumo de cada habitante, el consumo de energía anual, la tipología y por supuesto también la superficie, la inclinación y orientación en la que se van a montar los paneles solares.

Tramitación administrativa

Luego llega el momento de la tramitación administrativa. Para ello hay que recurrir al ayuntamiento correspondiente a la ciudad donde se viva para poder presentar diferentes licencias, las cuales deben ser aprobadas para dar paso a la instalación de placas solares. 

Es también donde hay que abonar las tasas e impuestos locales de acuerdo al tipo de instalación que se haya elegido. En este punto cabe destacar que existen diferentes ayudas y subsidios por parte del Estado para que la instalación de placas solares sea más sencilla y económica.

 

Puesta en marcha de la Instalación de Placas Solares

Una vez que ya se tienen aprobadas las licencias, el presupuesto y se encuentran pagadas las tasas y los impuestos, es hora de la puesta en marcha. Si bien la instalación de placas solares será realizada por la empresa instaladora, conocer los pasos que se deben seguir es importante por cualquier eventualidad.

Instalar los soportes de las Placas Solares

El primer paso para una instalación de placas solares es el montaje de los soportes de los paneles. Esta estructura es la que se encarga de mantener las placas en su lugar para garantizar la eficiencia más allá de las condiciones climáticas del exterior. El soporte adecuado dependerá del tamaño de cada una de las placas solares.

Fijar las Placas Solares

Una vez que los soportes se encuentran ubicados correctamente, es momento de fijar los paneles solares. Dependiendo de la inclinación y la orientación, serán las diferentes formas de instalación.

Esto se debe a que no todos los tejados son iguales, pues puede suceder que la cubierta sea inclinada, lo cual es muy común, o que sea plano. De este modo, el anclaje de la estructura y la fijación de los módulos solares variará.

Conectar el inversor eléctrico

Los paneles solares fotovoltaicos son los encargados de transformar la energía solar en corriente eléctrica. Esta corriente que emiten las células fotovoltaicas es en forma de corriente continua, por lo que hace falta conectar un inversor solar híbrido para transformarla en corriente alterna, la cual es apta para el consumo, tanto para la conexión de aparatos electrónicos como para el suministro eléctrico.

Conexión de los acumuladores solares

El último paso para la instalación de placas solares es la conexión de las baterías solares, si es que se requiere. Hay diferentes tipos de baterías y en base a ello será el tipo de conexión que se requiera. Lo importante es no olvidar la instalación de un regulador de carga, el cual será el encargado de proteger la vida útil de los acumuladores solares.

 

instalación de placas solares

 

 

Beneficios de la Instalación de Paneles Fotovoltaicos

Es importante tener en cuenta los beneficios que supone una instalación de paneles fotovoltaicos. Y es que generar la propia energía eléctrica no solo genera un ahorro económico y energético, sino que también colabora con el medio ambiente, evitando la quema de combustibles fósiles.

Menos emisiones de CO2

Uno de los principales beneficios de la energía solar es su colaboración con el ecosistema ya que ofrece menos emisiones de CO2. De este modo, al no contribuir con el calentamiento global, se considera una energía limpia, renovable e inagotable.

Esta ventaja es fundamental para la salud de las personas, ya que las sustancias tóxicas que se desprenden a la atmósfera al quemar combustibles fósiles, son perjudiciales para el ser humano.

Ahorro en la Factura de la Luz

Si bien es cierto que la inversión inicial de la instalación de placas solares puede ser elevada, en el corto y mediano plazo se hace notorio el ahorro en la factura de la luz. Esto es así porque la red de distribución se sigue utilizando, pero en menor medida, solo cuando no hay producción de energía.