Free cookie consent management tool by TermsFeed Policy Generator

A la hora de hablar de la placa fotovoltaica es preciso conocer ciertas características específicas que posee ya que hace al correcto funcionamiento de una instalación de autoconsumo. Por este motivo es que, te contaremos un poco más acerca de las energías renovables. En primer lugar hablaremos sobre los tipos de la placa fotovoltaica que existen, cómo funcionan y cuáles son sus características principales.

Luego mencionaremos las diferentes maneras de instalar placas fotovoltaicas de autoconsumo, ya sea de forma aislada o conectada a la red. Por último y para terminar de comprender el mundo de la energía solar fotovoltaica, finalizamos con los elementos que componen una instalación fotovoltaica.

La energía solar fotovoltaica es una de las mejores alternativas para producir electricidad, cuidando el medio ambiente y el bolsillo, ya que se reducirá el consumo de una comercializadora eléctrica, ahorrando en la factura de la luz.

Pero, cabe destacar también, que la energía solar también es capaz de generar calor por medio de sus colectores solares. De esta manera, es posible contar con agua caliente sanitaria y calefacción por suelo radiante, solamente con la instalación de módulos térmicos. 

Como puedes ver, la energía solar es una de las mejores inversiones para promover el cuidado del ecosistema. A continuación te explicamos cómo funciona la placa fotovoltaica.

placa fotovoltaica

Tipos de la Placa Fotovoltaica

La energía solar fotovoltaica es la encargada de producir electricidad gracias a la instalación de placas solares, las cuales se encuentran compuestas por células de silicio, un material semiconductor. Al momento de clasificar los paneles solares fotovoltaicos existen muchas maneras de hacerlo, ya sea de acuerdo a su tecnología, a su aplicación, al color, al tamaño, a la potencia, entre otras. En este caso, vamos a catalogar los distintos tipos de la placa fotovoltaica según su tecnología en monocristalinas, policristalinas y amorfas. A continuación te detallamos de qué trata cada una de ellas.

 

Placa Fotovoltaica Monocristalina

En el caso del panel fotovoltaico monocristalino se le denomina así ya que la placa fotovoltaica está conformada por células monocristalinas de silicio. En este sentido, estas células son las responsables de su color negro y su apariencia particular de esquinas recortadas en forma de chaflán.

Al hablar de eficiencia y rendimiento, esta placa solar es la mejor gracias a la pureza del material. Las potencias máximas pueden llegar al 17%, pero son más costosos que los policristalinos y los amorfos, dado que su proceso de producción es más complejo.

Placa Fotovoltaica Policristalina

A diferencia de la placa fotovoltaica monocristalina, esta placa fotovoltaica policristalina también se compone por células de silicio, pero en este caso son policristalinas. En cuestión de apariencia, se destaca por no tener un color uniforme, sino que presenta diferentes tonos de azules y sus puntas finalizan en un ángulo recto.

Al momento de hablar de rendimiento y capacidad de absorción, se estima que puede alcanzar entre el 11% y el 15% de eficiencia, un porcentaje menor que los paneles monocristalinos. La ventaja es que el coste de los paneles policristalinos es más bajo, debido a que su proceso de obtención es más económico.

Células solares amorfas o de capa fina

Por último presentamos las células solares amorfas, o también llamadas de capa fina. Esta placa fotovoltaica posee un rendimiento mucho menor que las anteriores, puesto que aquí se consigue una eficiencia en torno al 6% u 8%. 

De este modo, si bien el precio también resulta bastante inferior, son unas de las menos recomendadas, ya que la calidad del silicio es muy baja, por lo que su estructura interna dificulta la recolección y transporte de los portadores fotogenerados.

Las características principales de estas placas radican en un proceso simple de fabricación y en la necesidad de una reducción de costes y de gasto energético.

placa fotovoltaica

¿Cómo funciona la Placa Fotovoltaica?

Una vez que detallamos los diferentes tipos de la placa fotovoltaica, es momento de explicar en profundidad cómo funcionan las placas solares desde que son instaladas hasta la producción de energía eléctrica.

Como bien adelantamos, los paneles solares son dispositivos tecnológicos que están formados por celdas fotovoltaicas fabricadas con silicio, las cuales cumplen la función de transformar la energía del sol en energía eléctrica.

Para ello, estas celdas toman las partículas de luz del sol llamadas fotones y, gracias al material semiconductor, impactan con el silicio y rompen los electrones, de forma que se liberan partículas que dan lugar a la corriente eléctrica.

La corriente que se genera en la placa fotovoltaica es corriente continua, la cual no es apta para el consumo en las viviendas, por este motivo es que es necesario instalar un inversor solar. 

Este dispositivo es el encargado de transformar la corriente continua en corriente alterna para que pueda ser consumida en el día a día. En algunos casos, las instalaciones cuentan con baterías o acumuladores solares, los cuales almacenan el excedente de energía eléctrica para ser utilizada en horarios donde no hay producción, ya sea en días nublados o por las noches.

 

Tipos de Instalaciones de Autoconsumo

Cuando se habla de instalaciones de autoconsumo, es preciso dar cuenta que se trata de un conjunto de placas fotovoltaicas, inversores solares y baterías, que trabajarán para brindar energía eléctrica que luego es consumida por el propio usuario.

Estas instalaciones se pueden diferenciar de acuerdo a si se encuentran conectadas a la red o están aisladas, por ello es que a continuación te explicamos las características de cada una.

Instalaciones Aisladas

Al hablar de instalaciones aisladas, se hace referencia a la instalación de placas fotovoltaicas, las cuales se encuentran conectadas a una red de consumo individual o colectiva, pero están aisladas de una red de transporte o de distribución. 

Esto puede deberse a que la vivienda se encuentra ubicada en zonas donde la electricidad no llega, como es el caso de lugares urbanos, o simplemente puede tratarse de una decisión personal.

Como no se cuenta con una red eléctrica de soporte, el suministro podrá brindarse solamente en el horario de producción de energía, pero, para las noches, es necesario con baterías solares que almacenan la electricidad y garantizan el abastecimiento todo el día.

Instalación fotovoltaica conectada a la red eléctrica

Por el contrario, una instalación fotovoltaica conectada a la red eléctrica es aquella que se encuentra conectada a una red de consumo individual o colectiva, pero que también cuenta con la conexión de una conexión a la red eléctrica, por lo que se la considera una central de producción para aportar energía.

En este sentido, durante las horas de sol se hace uso de la electricidad producida por la placa fotovoltaica, mientras que por las noches o en los días nublados, se disfruta del suministro por parte de la red de distribución. 

Aquí no es fundamental el uso de baterías, ya que se cuenta con el soporte de la red. Pero en caso de que se instalen, es posible vender el excedente de energía a la comercializadora eléctrica para obtener un descuento en la factura de la luz.

 

Elementos de una Instalación Fotovoltaica

Para cerrar te explicaremos cuáles son los elementos fundamentales que se necesitan para colocar una instalación fotovoltaica. Los puedes encontrar en los diferentes kits solares, por lo que conocer cómo funcionan es preciso para poder hacer una buena elección.

Placa Fotovoltaica

Las placas fotovoltaicas son el pilar de una instalación de autoconsumo y hay que tener en cuenta que, para mantener su vida útil, es necesario realizar un mantenimiento anual o semestral.

De igual manera, la mayoría de los paneles garantiza un rendimiento del 90% de la producción a los 10 años de garantía, mientras que a los 25 años de garantía brinda el 80% de eficiencia.

Inversor de corriente

El inversor de corriente, del cual hablamos a lo largo del artículo, es una de las características principales de las placas fotovoltaicas, ya que es el encargado de transformar la corriente continua en corriente alterna.

Baterías o acumuladores solares

Las baterías o también llamados acumuladores solares son uno de los componentes esenciales en una instalación de autoconsumo aislada, ya que son las que almacenan la energía solar para poder utilizarlas en los horarios donde no hay luz solar, es decir, cuando no hay producción.

Regulador de carga

Por último encontramos el regulador de carga, el cual cumple la función de administrar la energía de las baterías, evitando que el sistema se sobrecargue o se sobredescargue, para mantener y alargar su vida útil.