Para conocer todo sobre las ventajas y desventajas de la energía solar, es preciso primero, entender de qué se trata la energía solar y cómo se clasifican estos paneles solares. Y es que hoy en día es muy importante ser consciente del uso que se le da a la energía, ya que nos encontramos frente a una emergencia climática. 

La energía convencional que se utiliza en las casas como energía eléctrica, gas o el mismo combustible de los vehículos, proviene de la quema de combustibles fósiles que emiten gases de efecto invernadero al medio ambiente. De esta manera, al tratarse de un tipo de energía no renovable, en algún momento se agotará y es probable que se necesiten millones de años para que vuelvan a aparecer.

Por este motivo es que es muy importante aprovechar las ventajas y desventajas de la energía solar fotovoltaica y el autoconsumo con los paneles solares, ya que, de esta manera, se estará produciendo y consumiendo la propia electricidad, al mismo tiempo que se ahorra en la factura de la luz y se contribuye con el medio ambiente.  

A lo largo del post de hoy te explicaremos cuáles son los dos grandes tipos de paneles solares que existen y cuales son las ventajas y desventajas de la energía solar más importantes. Sólo así podrás contar con la información necesaria para comenzar a instalar placas solares de autoconsumo.

 

Ventajas y Desventajas de la Energía Solar

 

Tipos de Paneles Solares

Como bien te comentamos, conocer los tipos de paneles solares es importante para comprender cómo funcionan y qué tipo de energía generan, para ver cual es la que mejor se adecúa a las necesidades y pretensiones de cada uno.

Por ello es que, a continuación, te contamos cómo se clasifican los paneles solares y cuáles son sus principales características.

Paneles Fotovoltaicos

La energía solar fotovoltaica es una fuente de energía renovable que se encarga de generar energía eléctrica por medio de la radiación solar. Esto es posible gracias a unos dispositivos semiconductores llamados paneles fotovoltaicos.

Estos se encuentran fabricados con células de silicio, un material conductor, los cuales captan los rayos solares para convertirlos en energía eléctrica en forma de corriente continua. Luego, por medio de un inversor solar, ésta se transforma a corriente alterna apta para el autoconsumo.

En función de la tecnología utilizada, estos paneles se clasifican en paneles solares fotovoltaicos monocristalinos o policristalinos. Su elección dependerá de la cantidad de energía y de la rentabilidad que se espere en cada caso.

Paneles Térmicos

Ahora bien, en el caso de los paneles térmicos, éstos son utilizados en la energía solar térmica, la cual toma la radiación solar para generar calor o vapor para diferentes usos de autoconsumo, como es el caso del agua caliente sanitaria, calefacción o, incluso, energía eléctrica. 

En este sentido, los paneles térmicos cuentan en su interior con una serie de tubos por los que se desliza un líquido. Cuando la radiación impacta con las placas, este líquido se calienta a altas temperaturas, absorbe el calor y luego pasa a un compartimento de almacenamiento de calor.

Estos paneles se clasifican de acuerdo a la temperatura con la que trabajan, por lo que se encuentran los colectores solares de alta, media y baja temperatura.

 

Ventajas y Desventajas de la Energía Solar

 

Ventajas y Desventajas de la Energía Solar

Empezamos con las ventajas. Tanto instalar paneles solares, ya sean térmicos o fotovoltaicos, como la energía solar en sí, tienen muchos beneficios a la hora de contribuir con el medio ambiente y con el ahorro económico, ya que el origen de la energía proviene del sol y no supone ningún gasto extra más que el de la inversión inicial. 

Por consiguiente, te explicamos algunas de las principales ventajas que tiene la instalación de paneles solares en viviendas particulares o empresas para el autoconsumo.

Instalar Placas Solares no emite Gases de efecto invernadero

Una de las principales ventajas de la instalación de paneles solares, es que, a diferencia de otras fuentes de energía, no emite gases de efecto invernadero hacia el medio ambiente. De esta manera, se trata de una energía limpia, que promueve el cuidado y el buen desarrollo del ecosistema.  

Ahorro Energético y Económico en la Factura de la Luz

Si bien ya lo mencionamos al inicio del artículo, es fundamental remarcar la importancia del ahorro, tanto energético como económico, que produce la instalación de paneles solares en las viviendas. Ahora bien, existen diferentes métodos para guardar la energía que no se utilice y devolverla, venderla o utilizarla cuando no haya luz solar. De este modo, no sólo se ahorra energía eléctrica si no que también se ve reflejado en la factura de la luz.

Instalar Paneles Solares supone un mantenimiento sencillo

Cabe destacar que, si bien la instalación debe ir de la mano de un profesional en el tema, el mantenimiento es muy simple y puede hacerlo el dueño de casa. En este sentido, al encontrarse directamente en contacto con los agentes externos, solo basta con limpiar restos de hojas o demás suciedad que pueda quedar atrapada en las placas solares.

La vida útil de la gran mayoría de los paneles puede llegar a los 30 años, pero, de igual manera, si se quiere un rendimiento mayor, lo ideal es que el mantenimiento sea anual.

Son adaptables en diversas condiciones

Por último, otro gran beneficio de la instalación de los paneles solares, es que se adaptan a cualquier condición, por lo que no hace falta tener conexión a red o que llegue el suministro eléctrico a la zona.

De este modo, es posible instalar paneles solares, tanto en zonas urbanas como rurales, o en aquellas donde es difícil el acceso del abastecimiento eléctrico. Eso sí, tiene que tener condiciones meteorológicas óptimas en cuanto a luz solar, para producir energía.

 

Pero claro, no solo hay ventajas, sino aquí hablamos de las ventajas y desventajas de la energía solar y los paneles solares, por lo cual también cuentan con algunos aspectos negativos que son importantes conocer antes de hacer la instalación. Una vez que tengas todo presente, será momento de poner en una balanza todos los factores para poder decidir lo mejor para tu vivienda.

A continuación te presentamos algunas desventajas de la energía solar:

Inversión inicial elevada

Instalar paneles solares requiere de una inversión bastante elevada, la cual puede rondar entre los 700 y 900 euros por metro cuadrado de placa. Claro que esto depende considerablemente del tipo de instalación, del consumo anual de energía y de la cantidad de habitantes que conviven bajo el mismo techo.

Tipo de Energía Variable

Por último, hay que tener en cuenta que la energía solar es una energía variable que depende completamente del clima. Esto es un factor muy importante ya que, el rendimiento y la potencia de la energía, estarán dadas por la radiación solar y la mayor cantidad de horas de luz solar diarias.

En este sentido, lo ideal es que se trate de una zona donde, al año, se tenga una gran cantidad de días soleados y, en lo posible, contar con baterías para poder almacenar la energía y utilizarlas cuando no haya luz solar. Por ello es que no se recomienda su instalación en sitios donde casi no hay sol en el año, llueve mucho o las condiciones climáticas son un tanto hostiles.

Ahora bien, para cerrar con el post de hoy y a modo de conclusión, como puedes ver, la humanidad se ha visto en la necesidad de ir evolucionando en cuanto a tecnologías y al uso de los recursos naturales renovables que provee la naturaleza, como es, en este caso, la energía solar. 

Como te comentamos a lo largo del post, la energía que se produce es limpia, renovable e inagotable, por lo que está al alcance de todos, ya sea para el autoconsumo de energía eléctrica o calor en una vivienda o la luminaria pública, climatización de piscinas o para el riego, por ejemplo.

Por este motivo es que aquí te comentamos todo lo que debes saber sobre las ventajas y desventajas de la energía solar, para que puedas ser consciente de su lado positivo y negativo, aunque está claro que los pros son mucho más fuertes que los contras. 

 

Ahora que ya tienes toda la información necesaria, es momento de que te preguntes cuánta energía estás consumiendo, de qué modo lo haces y cuánto pagas en la factura de la luz a fin de mes, para que puedas compararlo con la inversión de la instalación de los paneles solares. Ya verás que vale completamente la pena, puesto que te encargas de producir y consumir tu propia energía solar.