Las condiciones actuales nos hacen preguntarnos ¿qué acciones podemos tomar para mitigar el cambio climático y proteger al medio ambiente? Las placas fotovoltaicas son unos de los dispositivos más significativos que se encuentran en el uso de fuentes renovables para producir energía. La utilización de fuentes renovables para generar energía es sin duda una de las revoluciones más importantes de nuestros tiempos, pues implica la utilización de recursos naturales como el agua, el viento, el sol, entre otros. Y claro, las fuentes renovables nos permiten generar electricidad sin depender de los combustibles fósiles.

Y es que cuando se trata de producir energía, no podemos ignorar el impacto negativo que tienen los combustibles fósiles, pues este tipo de fuentes producen gases de efecto invernadero (como el dióxido de carbono o CO2) y otras sustancias contaminantes, pueden afectar la salud de las personas debido a la contaminación, tardan muchísimo tiempo en regenerarse y también pueden llegar a perjudicar a la flora y a la fauna. Además, los precios de los combustibles fósiles suelen fluctuar muchísimo en periodos muy cortos de tiempo, ya que se ven fuertemente afectados por diferentes situaciones.

Es por ello que las energías verdes o renovables se han configurado como opciones estupendas si realmente deseamos generar un cambio positivo en el ambiente y en la sostenibilidad, pues estas fuentes tienen un impacto ambiental mínimo y son alternativas maravillosas para fomentar el autoconsumo en los hogares y en las industrias. Esto se debe a que las energías verdes nos permiten generar la energía necesaria para satisfacer nuestros requerimientos energéticos, por lo cual, nos permitirá ahorrar una cantidad realmente significativa en nuestra factura de la luz.

Además, cualquier medida nos permitirá ayudar a mitigar las consecuencias del cambio climático, pues estas energías nos permiten abastecer a los hogares sin necesidad de emitir gases o sustancias perjudiciales para la salud y para la naturaleza.

Ahora es momento de que conozcamos una de las fuentes renovables más eficientes para la producción energética en los hogares y en las industrias.

Energía Solar Fotovoltaica

 

 

Las placas fotovoltaicas

Lo más común es que pensamos en el sol cuando se acercan los días de verano y el calor se vuelve parte de nuestro día a día. Sin embargo, las placas fotovoltaicas son unas de las más eficientes cuando se trata de producir energía. Y es que este tipo de energía se puede obtener de los rayos del sol, pues lo que se busca es aprovechar la radiación solar para convertirla en electricidad mediante el efecto fotoeléctrico.

Se cree que el efecto fotovoltaico fue descubierto en el siglo XIX, sin embargo, en un inicio se utilizaba selenio, por lo que la energía que se lograba generar era realmente poca y no era posible darle un uso práctico. Posteriormente, en la década de los años 50’s del siglo XX se fabricó una de las primeras células solares con silicio, por lo que la utilización de este material hizo posible generar una mayor cantidad de electricidad a partir de los rayos del sol. En la actualidad se fabrican placas fotovoltaicas que son elaboradas con silicio y recubiertos con un vidrio o cristal que permite el paso de la luz solar.

 

Las 5 Claves Importantes Sobre las Placas Fotovoltaicas

Es una energía renovable

Cuando hablamos de energías verdes o renovables, las placas fotovoltaicas son unas de las preferidas. Y es que se suele decir que este tipo de energía es inagotable y también se le considera como una de las energías más abundantes, especialmente porque puede obtenerse desde casi cualquier rincón del mundo. Además, la notable contaminación y los múltiples problemas ambientales de las últimas décadas, han generado una creciente preocupación por encontrar fuentes de energía que realmente sean amigables con el ambiente, esto también ha provocado enormes mejoras en la tecnología de los paneles solares, por lo que no dejamos de sorprendernos ante el elevado rendimiento de las placas fotovoltaicas actuales.

No contamina

Como mencionamos anteriormente, la energía solar fotovoltaica es una fuente renovable, por lo que no produce gases de efecto invernadero, no genera sustancias tóxicas o contaminantes y tampoco se generan residuos durante todo el proceso de producción de electricidad. Además, este tipo de energía no genera ruido, no interfiere con la vida silvestre y tampoco causa daños en el ambiente.

Nos permite ahorrar

Tener placas fotovoltaicas en nuestro hogar no solo nos permite ayudar a mitigar los efectos del cambio climático, sino que también es una de las formas más efectivas de ahorrar dinero, pues podemos dejar de depender de fuentes externas para generar electricidad. Y claro, la energía solar fotovoltaica puede hacer posible que nuestro hogar sea autosuficiente en materia de energía, por lo que tendremos la oportunidad de generar casi toda la electricidad que necesitamos. Es por ello aconsejable que busquemos la asesoría de profesionales, pues podremos obtener soluciones que nos permitan generar justo la cantidad de energía solar fotovoltaica que requerimos. Todo esto supondrá un ahorro increíblemente importante en nuestra factura de la luz.

Es una fuente de energía versátil

Un elemento clave sobre la energía solar fotovoltaica tiene que ver con su versatilidad, pues se trata de una de las energías verdes que mejor puede ajustarse a los diferentes requerimientos de los hogares o de las industrias. Y es que con la energía solar fotovoltaica, podemos ubicar las placas fotovoltaicas en casi cualquier lugar, podemos aumentar o disminuir la potencia según nuestras necesidades, podemos contar con baterías que nos permiten almacenar la energía y podemos tener instalaciones de placas fotovoltaicas del tamaño que nos resulte más conveniente. Es por ello que la energía solar se considera como una de las más versátiles, convenientes y prácticas para la generación de electricidad.

Es cada vez más accesible

Los constantes avances tecnológicos en materia de energía solar, han hecho que los gastos relacionados con esta energía sean cada vez más bajos. Es por ello que en los últimos años hemos podido observar un rápido crecimiento en la utilización de esta fuente de energía alrededor del mundo. Tampoco podemos olvidar mencionar que las placas fotovoltaicas actuales cuentan con una vida útil realmente larga, necesitan un mantenimiento mínimo y pueden soportar condiciones climáticas adversas.

 

Energía Solar Fotovoltaica

 

No hay duda de que la energía solar fotovoltaica es una de las mejores alternativas si queremos ser parte del cambio, pues comenzar a generar electricidad con energías verdes puede tener un impacto realmente positivo en el ambiente y en la sostenibilidad. Además, las placas fotovoltaicas han demostrado tener uno de los mejores rendimientos cuando se trata de producción energética, es por ello que la luz del sol se ha convertido en la fuente renovable favorita en casi todo el mundo ¿Qué esperas para comenzar a generar energía sustentable?