¿Qué es la aerotermia?

La aerotermia es una de las energías renovables más innovadoras; consigue extraer gratuitamente hasta un 77% de energía del aire mediante bombas de calor de tecnología de punta. Los sistemas de esta clase de energía están diseñados para dar calefacción durante el invierno, refrescar en el verano y para brindar agua caliente en todo el año. Por supuesto, al ser una energía limpia, comparte semejanzas con la energía fotovoltaica. Pero, en este caso, la aerotermia funciona a través de un ciclo termodinámico que conlleva grandes ventajas para el medio ambiente y también para que ahorres dinero en tu facturación de electricidad mensual.

Dada su eficacia, la aerotermia ha sido catalogada como la clave para descarbonizar la economía y obtener energía limpia de forma rentable. Y es que, no hay nada más eficiente que utilizar la tecnología para aprovechar los elementos renovables que nos rodean y así cuidar de la naturaleza. Las bombas de calor de la aerotermia tienen mucho más potencial que las calderas tradicionales; de ahí su relevancia para marcar el cambio y avanzar hacia un entorno más sostenible. ¡Continúa leyendo y descubre todo sobre la aerotermia, verás que es una excelente opción para tu economía!
  Aerotermia      

¿Cómo funciona la aerotermia?

Ahora que sabemos lo qué es la aerotermia, explicamos cómo funciona. La aerotermia extrae la energía ambiental presente en la temperatura del aire, llevándola hacia un inmueble o hacia el agua corriente, incluso con temperaturas bajo cero. Todo esto se logra a través del ciclo termodinámico; sí, al igual que ocurre con la energía fotovoltaica, el secreto está en la física. Tal ciclo precisa de un gas refrigerante que se comprime a bajas temperaturas, con la finalidad de poder extraer todo el calor del aire exterior. La mejor parte es que energías renovables como la aerotermia brindan más cantidad de energía, en comparación con la que consumen.

El porcentaje final de energía que se obtiene con la aerotermia varía de acuerdo con la calidad del equipo, así como con su calificación energética; si un equipo tiene un rendimiento de 4,5 y se le aporta la misma cantidad de kW de potencia calorífica (por kW de electricidad consumido), entonces obtiene hasta un 78% de energía gratuita.

Probablemente estés preguntándote cómo es posible obtener energía gratuita. Esto se logra porque, incluso con grados bajo cero, el aire tiene la energía necesaria para modificar el estado del gas refrigerante, que posteriormente es llevado al interior. La aerotermia es la clave para obtener energía renovable, limpia y barata. No se trata de multiplicar energía porque esto sería imposible, sino de sacarla del aire exterior a un coste muy bajo y de forma más eficiente que la electricidad convencional.

 

¿Cómo se ahorra con la aerotermia?

La aerotermia es la mejor aliada del ahorro y lo consigue de dos maneras: primero, en su uso, porque gasta menos energía que la calefacción tradicional y, segundo, porque prácticamente no requiere mantenimiento, dado que no requiere de una caldera, no arroja humos ni residuos. Incluso ante los inviernos más fríos, la aerotermia es capaz de generar calor y ahorrar hasta cientos de euros al año. Investigaciones han comprobado que tener calefacción a base de aerotermia, en una casa de 100 m2, logra un ahorro anual entre 100-500 euros, cifra que se incrementa aún más cuando también se utiliza esta clase de energías renovables para tener agua caliente.

La aerotermia es sinónimo de ahorro porque cada unidad de energía que extrae del aire es gratis. Es decir, solo tendrás que pagar por el consumo eléctrico que implica el equipo, pero este nunca superará el 22% de la energía total generada. O sea, por cada 100 unidades de energía generada, el equipo de aerotermia solo consume 22 unidades de electricidad, lo demás lo obtiene del aire, completamente gratis.

De tal manera, para calentar tu agua sanitaria, aumentar la temperatura de un inmueble o dar frescura a un espacio, la aerotermia es la mejor opción frente al gas natural y el gasoil, con un ahorro del 25 al 50%. Se trata de una gran alternativa porque no se requiere de muchos equipos. De hecho, con el mismo equipo se tienen 3 servicios (calefacción, aire acondicionado y agua caliente). Y son instalaciones tan desarrolladas que regulan su velocidad y capacidad según la demanda que requieran los usuarios. Al ser equipos todo en uno, la aerotermia es recomendada para casas unifamiliares, comunidades, hoteles, chalets, construcciones nuevas y rehabilitadas, dando calor sin quemar nada, alcanzando un rendimiento de hasta el 700%.

Aerotermia    

¿Cómo se suministra la aerotermia?

La aerotermia funciona con el mismo principio que un sistema geotérmico. Su componente principal es la bomba de calor reversible, que extrae el calor del aire exterior, incrementa su temperatura y lo traslada al sistema de calefacción; mientras que para funcionar como aire acondicionado, por ejemplo en verano, la misma bomba extrae el calor de la casa o inmueble. Para entender mejor el funcionamiento de la bomba de calor, considera que necesita extraer calor de una fuente de energía natural (el aire) y genera energía térmica superior con otra fuente externa, como la electricidad; alcanzando mayor rendimiento conforme más sea la energía que pueda extraer del aire.

Por ello, durante el verano, cuando la bomba trabaja de forma inversa, llevando el aire caliente al exterior, su rendimiento será mayor conforme la temperatura del aire exterior sea más baja. Mientras que en el invierno ocurre lo contrario, el mayor rendimiento se dará cuando haya mayor temperatura en el aire exterior. La fórmula del ahorro con lo que es la aerotermia es simple: a mayor temperatura exterior en el invierno, el equipo no tendrá que esforzarse para calentar el inmueble, como tampoco tendrá que sobrecargarse en el verano si el aire exterior es más fresco.

Esta bomba de calor aerotérmica debe instalarse en el exterior de la residencia, para que tenga contacto directo con el aire. No te preocupes por la apariencia y dimensiones de una instalación aerotérmica, son iguales a los sistemas de aire modernos.

Después, para transportar la energía al interior, la aerotermia requiere un sistema interior de circulación de agua que atraviesa por una red de tubos colocados en el suelo del inmueble y, mediante una bifurcación en el circuito de calor, se obtiene agua caliente. Dada su estructura e instalación, si lo que requieres es solo calentar o refrigerar un par de habitaciones, tu opción más barata es el sistema tradicional; pero si quieres expandir estos servicios, aunado al agua caliente, en todo el inmueble, lo más económico a mediano y largo plazo es la aerotermia.

Hasta aquí hemos hablado exclusivamente de ahorro económico, pero también en el aspecto ambiental la aerotermia y alternativas como la energía fotovoltaica son las que menos impacto generan en el planeta; ayudan a la descarbonización y a que cada vez sea menos necesaria la energía proveniente de recursos naturales no renovables, como el petróleo o el carbón. Del mismo modo, las energías renovables son la opción más económica para cuidar de tu salud, ya que no despiden ninguna clase de sustancias nocivas o gases tóxicos, ni en su funcionamiento y tampoco en su instalación.

Ahora ya sabes qué es la aerotermia, es la forma más eficaz, sencilla y económica de tener calefacción, aire acondicionado y agua caliente; todos estos servicios y comodidades sin gastar mucha electricidad y ahorrando dinero en tus facturas. Recuerda que TuttoSolar te puede aconsejar de todo lo que es la aerotermia y es la única empresa que se encarga de personalizar tu presupuesto con base en tus necesidades, ¡haz los cálculos y cuida tu dinero!