Free cookie consent management tool by TermsFeed Policy Generator

Cada vez existen más conceptos relacionados con las placas solares para la energía verde que a menudo nos puede llevar a confusión, y es por ello que debemos aprender a diferenciar cada uno de ellos para entender realmente de lo que estamos hablando. En este sentido podemos afirmar que la energía limpia es 100% renovable pero, ¿qué es exactamente la energía verde?, ¿y la energía renovable? Vamos a desvelar estas dudas y aprovecharemos para enumerar algunas de las principales razones por las que todos debemos fomentar el consumo de energía verde.

 

¿Qué es la Energía Verde y qué son las Energías Renovables?

Vamos a empezar entendiendo las dos definiciones de energías renovables y energía verde para entender las diferencias y similitudes que vamos a encontrar en ambas:

  • Energías Renovables: las energías renovables son aquellas para cuya obtención recurrimos a los recursos que están disponibles en la naturaleza y que tienen la capacidad de renovarse con rapidez. Aquí podemos observar dos opciones que son los recursos inagotables como el sol, el movimiento del agua en el mar y los ríos, el viento, etc., y los recursos que aún que se agoten, tienen una capacidad de recuperación o renovación fantástica como ocurre por ejemplo con la biomasa.
  • Energía Verde: esta energía comprende todas aquellas energías renovables que se caracterizan por no producir gases o productos contaminantes durante su producción.

Un ejemplo de energía renovable y energía verde no tenemos al instalar placas solares para obtener energía fotovoltaica.

Entonces, de su generación de energías verdes y energías renovables, ¿son lo mismo?

Tal y como podemos observar en las definiciones anteriores, energías renovables y energía verde son conceptos diferentes pero con similitudes clave.

En este sentido, no todas las energías renovables son energías verdes, mientras que todas las energías verdes son renovables.

Es decir, mientras que la energía renovable se caracteriza por utilizar materias primas que se renuevan con facilidad o son inagotables, en el caso de la energía verde, además de cumplir con esta capacidad de regeneración, también debe hacerlo con otra exigencia que es no contaminar durante la producción de energía.

energía verde

¿Cómo se puede obtener la Energía Verde?

Teniendo en cuenta lo anterior, podemos encontrar un amplio abanico de tipos de energías renovables que son energías verdes, entre las cuales destacan:

  • Fotovoltaica: es la que se obtiene a través de los paneles solares, los cuales se encargan de captar la radiación solar para convertirla en energía solar fotovoltaica apta para el consumo.
  • Térmica: para la energía térmica también es necesario instalar placas solares, aunque en este caso se trata de paneles solares térmicos, en el interior de los cuales se encuentra un fluido caloportador cuyo objetivo es absorber el calor de la radiación solar para trasladarlo a otro fluido, que generalmente será agua. Sirve para producir agua caliente sanitaria, calefacción y climatización de piscinas.
  • Eólica: el viento hace girar las aspas de los aerogeneradores en cuyo movimiento se genera energía que se puede aprovechar.
  • Geotérmica: se basa en el intercambio de temperaturas entre la superficie y el interior de la corteza terrestre, permitiendo subir el calor desde el interior hacia el exterior durante el invierno y bajarlo durante el verano.
  • Hidráulica: se basa en convertir la energía mecánica producida por el movimiento de las corrientes naturales del agua en energía eléctrica. Entre ellas se encuentran la energía mareomotriz que se obtiene de las mareas y la energía undimotriz que procede del movimiento de las olas.
  • Biomasa: la biomasa son los restos orgánicos que se obtienen de la poda, cosechas, limpieza de bosques, etcétera. Es importante tener en cuenta que de los diferentes usos de la biomasa, el único que se considera como energía verde es aquel que permite obtener gas y fertilizante a partir de la fermentación de la biomasa.

energía verde

Principales razones por las que debes utilizar Energía Verde

Independientemente de si la energía producida procede de energía solar fotovoltaica a través de placas solares, energía eólica a través del viento, hidráulica a través del agua, etc., es importante que optemos por el consumo de este tipo de energía debido a sus múltiples ventajas entre las cuales destacamos:

  • Las energías verdes favorecen el sostenimiento medioambiental.
  • No contaminan ni generan gases o productos que puedan ser contaminantes en algún momento.
  • Reduce el impacto medioambiental generado por la producción de energía eléctrica.
  • Incluye una amplia variedad de sistemas de producción, lo que hace que se pueda producir energía verde en prácticamente cualquier rincón del mundo.
  • Evita la dependencia energética entre países.
  • Favorece el desarrollo económico del lugar donde se produce la energía.
  • La energía eléctrica se obtiene a partir de recursos naturales inagotables o que se pueden recuperar con gran facilidad y rapidez.
  • Fomenta la limpieza de bosques y el aprovechamiento de la biomasa que hasta ahora se desperdiciaba.
  • Optar por consumir energías verdes favorece que la sociedad se vaya concienciando acerca de su importancia.
  • Utilizar energías verdes favorece que cada vez sean más los países y empresas que invierten en sistemas para la obtención de este tipo de energía, lo que significa que cada vez se generalizan más las ventajas y beneficios de las energías verdes.
  • También se conseguirá un avance tecnológico más rápido en materia de energías verdes.
  • En pocos años podemos haber conseguido dar un paso de gigante para reducir los niveles de contaminación.

 

Tal y como podemos observar, la energía renovable, o sea, la energía verde nos permite acabar con una  de las joyas medioambientales más preocupantes que es la que está relacionada con la generación y consumo de energía en el planeta.