La contaminación y el daño que producen los combustibles fósiles ha incentivado el desarrollo de tecnologías que son capaces de aprovechar las fuentes de energía renovables. ¿Y qué son exactamente las fuentes renovables? Pues se trata de opciones que nos permiten generar electricidad sin producir sustancias tóxicas y sin contaminar el ambiente. Además, la eficiencia de los paneles solares, de la que vamos a hablar hoy, se destacan porque nos permiten aprovechar los recursos que la naturaleza nos ofrece, por lo que podemos llegar a utilizar el agua, la luz del sol, el calor de la tierra o el viento para producir electricidad para el autoconsumo.

Tampoco podemos olvidar que las fuentes renovables se destacan por su capacidad de regeneración, por ser abundantes y por ser prácticamente inagotables. Todo ello nos permite generar energía de forma limpia y es una de las formas más efectivas de reducir las emisiones de gases de efecto invernadero y de CO2.

Ahora bien, entre las energías renovables más utilizadas se encuentra la energía solar fotovoltaica, pues es una energía que nos permite aprovechar la luz del sol para generar electricidad. Y claro, esta energía también se destaca por ser especialmente versátil, ya que podemos colocar los módulos fotovoltaicos en diferentes superficies, las instalaciones pueden ser del tamaño que se requiera y también es posible aumentar o disminuir la potencia según las necesidades energéticas que tenga nuestro hogar o nuestra empresa.

Además, las placas solares también poseen una vida útil realmente larga, esto nos permitirá generar energía a largo plazo y de forma limpia. Y si esto no fuera suficiente, la eficiencia de los paneles solares ha demostrado tener un elevado nivel de rendimiento, por lo que la energía solar fotovoltaica figura entre las grandes favoritas para generar electricidad de manera sostenible.

 

Eficiencia de los Paneles Solares

 

La Eficiencia de los Paneles Solares

Cuando se descubrió el efecto fotoeléctrico en 1839, se utilizó selenio para intentar aprovechar la luz del sol. Sin embargo, la energía que se generaba era realmente escasa, por lo que en este momento no se le pudo dar un uso práctico a la energía solar fotovoltaica. Fue hasta el año 1954, cuando se descubrió que los semiconductores elaborados con silicio eran muy sensibles a la luz, por lo que pudieron comenzar a desarrollarse células solares con mayor capacidad para generar energía.

Esta tecnología siguió perfeccionándose hasta obtener una gran eficiencia de los paneles solares que tenemos ahora, pues estas placas solares han demostrado ser realmente eficientes para la generación de electricidad en los hogares y también en las industrias.

Ahora bien, cuando nos preguntamos cual es el panel solar más eficiente, usualmente estamos hablando de la calidad que tengan las diferentes células fotovoltaicas que lo conforman, pues a mayor calidad, mayor será la eficiencia que puedan alcanzar los paneles solares fotovoltaicos. Esta eficiencia de los paneles solares está relacionada con la capacidad que tienen las células fotovoltaicas para convertir la luz del sol en electricidad, por lo que si contamos con placas solares de mayor eficiencia, necesitaremos una menor cantidad de paneles solares.

En la actualidad es posible encontrar al menos dos niveles de eficiencia de los paneles solares, el primer nivel corresponde a los paneles de eficiencia estándar, pues estas placas cuentan con una eficiencia de entre 17% y 18%. Mientras que también podemos encontrar paneles de alta eficiencia, estos últimos poseen un nivel de eficiencia que se encuentra entre el 19% y el 23%.

Estos porcentajes se deben a que los paneles solares aún no son capaces de captar todos los diferentes espectros que produce el sol, por lo que los investigadores continúan trabajando para desarrollar una mayor eficiencia de los paneles solares que puedan aprovechar todas las partes del espectro de la luz solar. Y claro, los avances parecen ser positivos, pues se han logrado crear placas solares transparentes que pueden absorber la luz infrarroja y la luz ultravioleta.

Eso sí, podemos estar seguros de que las placas solares fotovoltaicas actuales nos pueden brindar la cantidad de energía que nuestro hogar necesita. Basta con que busquemos la asesoría de expertos, ya que así podremos saber nuestro nivel de consumo y resolver la pregunta de cuántos paneles solares necesito para la potencia necesaria y así satisfacer los requerimientos de energía.

 

Eficiencia de los Paneles Solares

 

 

¿Cuáles son los tipos de paneles solares que podemos encontrar?

En el mercado actual podemos encontrar diferentes tipos de paneles solares, entre los más utilizados se encuentran los siguientes:

Paneles solares monocristalinos

Este tipo de placas se caracterizan por sus celdas, ya que están hechas con un solo cristal y el silicio no está fundido, sino que se corta en láminas. Las placas solares monocristalinas también cuentan con bordes redondeados y están elaboradas con varias celdas fotovoltaicas que se encuentran unidas entre sí.

Los paneles monocristalinos también sobresalen por su excepcional nivel de eficiencia de paneles solares y de rendimiento, pues incluso pueden dar buenos resultados en lugares en donde la luz solar no es tan abundante. No podemos olvidar mencionar que este elevado nivel de eficiencia de los paneles solares se debe en parte a la forma en la que el silicio ha sido trabajado, pues al estar cortado en láminas puede absorber mejor la luz del sol.

Esto también se relaciona con la pureza de las placas, ya que el silicio utilizado en estos paneles suele tener una mayor pureza. Además de ser realmente eficientes, las placas solares monocristalinas suelen tener una vida útil más larga, por lo que podremos obtener mayores beneficios a largo plazo.

Paneles solares policristalinos

Las placas solares policristalinas se destacan por su color, pues suelen presentar un tono azul marino oscuro y también es posible distinguir los diferentes cristales que conforman los paneles solares. Estas placas también son elaboradas con silicio, pero la diferencia radica en la forma en la cual se maneja ese elemento. Es por ello que en placas policristalinas, el silicio se purifica y se funde, luego se elaboran unos lingotes.

Lo peculiar es que los lingotes pueden ser de dos formas, los de forma cilíndrica son los que se usan para fabricar las placas monocristalinas, mientras que los cuadrados son utilizados para los paneles policristalinos.

Los paneles policristalinos suelen ser ligeramente menos eficientes que las placas monocristalinas, sin embargo, su precio es menor y han demostrado ser eficientes en lugares en donde abunda la luz del sol. Además, las placas policristalinas tienen la ventaja de que se pueden producir rápidamente y su mantenimiento es mínimo.

 

La energía solar fotovoltaica es la mejor opción si queremos comenzar a producir energía de forma sostenible y si también queremos ahorrar en nuestra factura de la luz. Es por ello que vale la pena buscar la orientación de profesionales que nos ayuden a saber cuál es el tipo de panel solar que tiene el nivel de eficiencia de paneles solares que necesitamos y que mejor pueda satisfacer nuestra demanda energética.