La instalación de paneles solares para autoconsumo es la alternativa perfecta para hacer frente a esta crisis energética en la que el mundo se encuentra inmerso hoy en día. 

Y es que debido al cambio climático y a los gases de efecto invernadero que libera la quema de combustibles fósiles, se vive una situación crítica en la que hay que ser más conscientes de las energías renovables que se encuentran disponibles y así sacarle el máximo provecho para cuidar al medio ambiente.

En este sentido, la energía solar fotovoltaica para el autoconsumo es la opción indicada para producir y consumir la propia electricidad y notar la diferencia a fin de mes, en la factura de la luz. Por este y otros motivos es que cada vez son más las personas que optan por los paneles solares para autoconsumo.

Ahora bien, a lo largo del post de hoy te contaremos todo lo que debes saber sobre el autoconsumo fotovoltaico y los paneles solares para autoconsumo. En primer lugar te explicaremos qué es y cómo funciona, cuáles son los tipos de instalaciones que existen para llevar a cabo este sistema de autoconsumo y, por último, te explicaremos los elementos esenciales que hacen posible este sistema de autoconsumo solar.

 

Paneles Solares para Autoconsumo Fotovoltaico

Cada día son más y más las personas interesadas en producir y consumir electricidad de manera individual y propia, es decir, sin tener que depender de un tercero que provea este servicio. La instalación fotovoltaica de paneles solares para autoconsumo es más sencilla de lo que parece, y los beneficios que ofrece son muy significativos, tanto para el bolsillo de la persona como para el medio ambiente.

Ahora bien, si te estás preguntando a qué se refiere con el sistema de autoconsumo solar, se trata de una alternativa a la energía eléctrica producto de los recursos no renovables, como es el caso de la quema de combustibles fósiles.

En este caso, se instalan paneles solares para autoconsumo en las viviendas y se hace uso de la energía solar para producir energía eléctrica para el consumo personal del hogar. 

La ventaja que ofrece la instalación de paneles solares para autoconsumo en España, es que el país, gracias a su ubicación, cuenta con una alta irradiación, lo que supone una gran cantidad de días de sol y una gran cantidad de horas diarias. Esto significa una producción de energía ininterrumpida.

El funcionamiento del sistema de autoconsumo fotovoltaico es más sencillo de lo que se piensa, ya que lo primero es contar con los elementos adecuados, los cuales te los ampliaremos más abajo.

Una vez que se instalan los paneles solares para autoconsumo, éstos captan la radiación del sol y la transforman en energía eléctrica. Para ello, el sistema debe tener una conexión a red eléctrica interna del hogar, para poder consumirla posteriormente.

Luego, el inversor solar tomará la energía eléctrica y la transformará de continua a alterna para que se pueda alimentar la red interna y así consumir electricidad, ya sea para luminaria o para productos electrónicos. De este modo, cuando haya radiación solar, la vivienda consumirá la electricidad producida por los paneles solares para autoconsumo, pero cuando no sea suficiente, consumirá la de la red eléctrica.

 

Paneles Solares Para Autoconsumo

 

 

Elementos de las Instalaciones de Paneles Solares Para Autoconsumo fotovoltaico

Como bien te comentamos al inicio del post, existen diferentes elementos que hacen posible el sistema de autoconsumo fotovoltaico, entre ellos, los paneles solares para autoconsumo, que sin su presencia nada de lo que sigue sería posible.

De igual manera, cada elemento resulta imprescindible en este sistema, por lo que es importante contar con la presencia de todos para que el funcionamiento sea el adecuado. A continuación te enseñamos cada uno de los componentes de una instalación fotovoltaica.

Estructuras de soporte

Como su nombre lo indica, las estructuras de soporte son los componentes que permiten la instalación de los paneles solares para autoconsumo en los tejados de las viviendas. Es muy importante su presencia puesto que los módulos deben soportar con firmeza las condiciones climáticas del exterior.

A su vez, estas estructuras son las encargadas de que los paneles se mantengan en la misma posición a lo largo de los años y, su inclinación, es la responsable de que los módulos reciban la mayor cantidad de radiación posible.

Paneles Solares para Autoconsumo

Ahora bien, es momento de explicar cuál es la función de los paneles solares para autoconsumo. En primer lugar, estas placas son las encargadas de aprovechar la energía solar y captar su radiación para transformarla en energía eléctrica en forma de corriente continua. 

Esto es posible gracias al silicio con el que están fabricados los paneles solares para autoconsumo, ya que se trata de un material semiconductor. De acuerdo a su tecnología, es posible clasificar las placas solares fotovoltaicas en monocristalinas, policristalinas y amorfas.

Inversor de corriente

En el caso del inversor de corriente, tiene una función muy importante, ya que es el encargado de transformar la corriente continua generada por los paneles solares para autoconsumo, en corriente alterna. Este tipo de corriente es la que se utiliza para consumir en las viviendas particulares o negocios.

En este sentido, la corriente tiene que ser la misma que utiliza la red eléctrica del hogar, y, una vez que se encuentra en funcionamiento, tiene que acomodarse a la demanda de potencia máxima dispuestos en los equipos conectados a él.

Baterías fotovoltaicas

Las baterías fotovoltaicas son las que regulan la energía eléctrica. En este punto vale aclarar que no son completamente esenciales, pero en la medida de lo posible, contar con ellas es un ahorro asegurado en la factura eléctrica de la luz. 

Ahora bien, estos objetos, cuando los paneles se encuentran generando energía, la reciben y la almacenan para utilizarla cuando no haya radiación solar o no sea suficiente. De esta manera, proporciona una potencia de energía elevada como para poder abastecer una vivienda y regula la tensión para evitar una caída o baja de tensión en la instalación fotovoltaica.

Regulador de carga

Como último elemento del sistema de autoconsumo solar, presentamos al regulador de carga, un componente imprescindible en las instalaciones fotovoltaicas. Este objeto se encuentra situado entre las baterías y los paneles solares para autoconsumo.

Cumple la función de controlar y administrar la intensidad y la tensión con la que se cargan las baterías fotovoltaicas. A su vez, como tiene una capacidad de corriente máxima en amperios, el regulador garantiza que haya una carga adecuada y un óptimo suministro de energía eléctrica.

De esta manera, lo que hace es impedir que el sistema de autoconsumo se descargue o sobrecargue, prolongando así la vida útil de los acumuladores. 

 

Paneles Solares Para Autoconsumo

 

 

Tipos de Instalaciones de Paneles Solares Para Autoconsumo

Para cerrar con el post de hoy, queremos hacerlo explicando los diferentes tipos de instalaciones de autoconsumo que existen. En primer lugar, lo importante es tener en cuenta que, principalmente, las instalaciones de autoconsumo se clasifican de acuerdo a si se encuentran conectadas o no a la red eléctrica. En base a ello nacen otras clasificaciones que te explicaremos a continuación.

Instalaciones aisladas

Las instalaciones de autoconsumo aisladas son aquellas que, si bien se encuentran conectadas con el interior de una red de una comunidad autónoma de vecinos o una empresa, poseen una desconexión total de la red de distribución general de energía eléctrica.

En estos casos el disponer de baterías fotovoltaicas es fundamental para poder abastecerse de electricidad cuando no haya luz solar. Esto sucede en casos donde la vivienda se encuentra ubicada en sitios donde no llega la red eléctrica, como sucede en las zonas rurales, por ejemplo.

Instalaciones conectadas a la red 

Ahora bien, en el caso de las instalaciones de autoconsumo conectadas a la red, son aquellas que tienen dos conexiones. La primera de ella es a la red eléctrica del hogar y la segunda a la red de distribución eléctrica. 

De esta manera no es fundamental contar con acumuladores para almacenar la energía, pero en caso de tener baterías no se hace uso de la red de distribución. Aquí nace una nueva clasificación de autoconsumo, ya sea sin excedentes o con compensación de excedentes.

A modo de conclusión, es fundamental remarcar la importancia del aprovechamiento de una energía renovable tan importante como es la solar. Gracias a ella es posible disfrutar del autoconsumo de energía eléctrica y de calor, sin la necesidad de depender de un sistema de suministro eléctrico. 

 

Si bien la inversión inicial es elevada, en el corto y mediano plazo se empieza a recuperar, pero los beneficios se disfrutan desde el momento de la instalación de los paneles solares para autoconsumo.