El autoconsumo solar, ya sea dentro de una empresa o en una vivienda particular, es producto del aprovechamiento de una energía renovable tan importante como es la solar. En este sentido, se trata de producir y consumir electricidad por medio de la instalación de placas solares para autoconsumo.

En pocas palabras, el autoconsumo solar supone un gran ahorro, tanto eléctrico como económico, ya que las placas solares para autoconsumo captan la energía solar en las horas de sol y la transforman en energía eléctrica. Luego, mediante un inversor, esta energía se convierte a corriente alterna, la cual es utilizada en hogares y empresas.

En el caso de estas últimas, como normalmente el mayor consumo de electricidad se concentra durante las horas de sol, el gasto será casi nulo, ya que se utiliza la misma energía generada por los paneles solares fotovoltaicos.

Hoy te enseñaremos todo lo que debes saber sobre las placas solares para autoconsumo en las empresas. En primer lugar te explicaremos qué es el autoconsumo compartido, sus requisitos y cuáles son los tipos de instalaciones de autoconsumo solar.

Por otro lado hablaremos sobre las ventajas y los beneficios de las placas solares para autoconsumo, ya que en las empresas supone un gran diferencial, tanto económico como moral. También te explicaremos cómo son las formas de autoconsumo solar que se llevan adelante en las empresas.

Autoconsumo compartido

La energía solar fotovoltaica es aquella que transforma, mediante paneles solares fotovoltaicos, la luz solar en energía eléctrica para su consumo. Ahora bien, el autoconsumo compartido o colectivo, consiste en generar esta energía, pero de forma que sea consumida por más de un usuario, como puede ser una comunidad de vecinos, por ejemplo. 

Ahora bien, si la instalación se hará en una empresa, dentro de un mismo edificio, existen 3 tipos de autoconsumo solar compartido. El primero, es que toda la comunidad de propietarios utiliza la energía generada para proveer las zonas de uso común; la segunda es que todos los usuarios utilizan esa energía para hacer uso de ella en sus viviendas o empresas; y la tercera es que solo participen algunos propietarios y el resto se incorpore más adelante.

Claro que hay algunos requisitos que deben cumplirse para formar parte de la comunidad autónoma. El primero de ellos es que las ⅔ partes de la comunidad debe estar de acuerdo con la puesta en marcha de las placas solares para autoconsumo, luego tienen estar conectados al mismo centro de transformación y la distribución de la energía eléctrica debe realizarse en baja tensión.

A su vez, la distancia máxima que puede existir entre cada uno de los que participan en el autoconsumo solar y la planta fotovoltaica, debe ser de 500 metros. Como última medida, cada uno de los usuarios junto al sistema de producción, deben estar registrados en la misma referencia catastral.

 

Placas Solares Para Autoconsumo

 

 

Tipos de instalaciones de placas solares para autoconsumo

Las instalaciones fotovoltaicas se componen por diferentes placas solares para autoconsumo, cableado y un inversor solar. Como bien te comentamos, los módulos solares son los encargados de captar los rayos del sol y generar energía eléctrica. 

El inversor es el encargado de convertir la corriente continua en corriente alterna, para que sea apta para los diferentes equipos y electrodomésticos. Ahora bien, estas instalaciones de placas solares para autoconsumo se dividen dependiendo si tienen o no conexión a la red eléctrica.

Sistema de autoconsumo conectado a la red

En este caso se trata de un sistema de autoconsumo que aprovecha los excedentes de la energía eléctrica que no han sido utilizados en la totalidad, por lo que se podrá verter a la red eléctrica de la propiedad. 

Aquí se subdividen en dos modalidades:

  • Autoconsumo con excedentes sin compensación simplificada

Esta modalidad ocurre cuando la potencia máxima de la instalación de placas solares para autoconsumo logra superar los 100 kWp, pero el excedente resultante se vuelca a la red en régimen de venta y no de compensación.

  • Autoconsumo con compensación de excedentes

En cuanto a la compensación de excedentes, en este caso las instalaciones de placas solares para autoconsumo son inferiores a los 100 kWp y la compañía eléctrica será quién compense el excedente de energía que se vierta a la red a un precio pactado.

Sistemas de autoconsumo aislados

El otro tipo de instalación de placas solares para autoconsumo, es el aislado, el cual no dispone del apoyo de la red eléctrica de la vivienda, por lo que no se puede consumir excedente de energía en los momentos donde no haya generación.

En estos casos se recurre al uso de baterías, las cuales cumplen la función de almacenar la energía excedente para que se pueda garantizar un suministro eléctrico durante las 24 horas del día.

 

Ventajas del autoconsumo fotovoltaico en empresas

La realidad que hoy importa es que nos encontramos frente a un punto en el que ya no hay vuelta atrás respecto a la revolución de energía eléctrica que tanto llama a producir y consumir esa misma energía.

Si bien ya lo mencionamos al inicio del capítulo, la instalación de placas solares para autoconsumo tiene grandes ventajas y beneficios, en especial cuando se trata de pequeñas, medianas y grandes empresas. 

Placas Solares Para Autoconsumo

Ahorrar en la factura de la luz

Claro que sí. El principal beneficio que ofrece el autoconsumo solar, es el ahorro económico significativo en la factura de la luz. Es cierto que la instalación de placas solares para autoconsumo supone una gran inversión inicial, pero la generación de energía y el autoconsumo solar logra que día a día se recupere la inversión y se ahorre dinero.

Reducción de la huella de carbono

Otra de las ventajas que supone el autoconsumo solar, es promover el cuidado del medio ambiente, disminuyendo el impacto que genera la quema de combustibles fósiles. Utilizar la energía solar para producir electricidad permite la reducción en la huella de carbono.

Se trata de una energía limpia y renovable, ya que no necesita de procesos químicos, por lo que no elimina gases al aire, lo que fomenta el efecto invernadero.

Responsabilidad social corporativa

El autoconsumo solar en las empresas es muy importante en cuanto a ventajas comparativas, ya que mejora la imagen de marca de dicha empresa. 

La realidad es que la instalación de placas solares para autoconsumo y el aprovechamiento de las energías renovables, permite que las empresas refuercen sus programas de responsabilidad social corporativa para adaptarse a las visiones de los clientes.

Descuentos y ayudas fiscales

Instalar paneles fotovoltaicos para el autoconsumo solar requiere de una inversión inicial que, si bien se recupera a lo largo de los años, en un primer momento puede parecer elevada. La buena noticia es que existen diferentes bonificaciones por parte de los municipios para poder llevar a cabo esta tarea.

En este sentido, las ayudas pueden ser desde el 15% al 45% de descuento, de acuerdo al proyecto y al tamaño de la empresa. Cuando se trata de pymes, el porcentaje de bonificación será mayor que el de las grandes empresas.

Diferenciación empresarial

Por último, al practicar el autoconsumo solar, se generará una diferenciación empresarial. En primer lugar, en ningún momento del día faltará la electricidad, ya que gracias a las baterías conectadas a la red eléctrica, se podrá hacer uso de la energía acumulada en las horas de sol.

Además, al hacer uso de una energía renovable, se demuestra un gran compromiso con el medio ambiente, por lo que se obtendrá una mayor cantidad de clientes que persiguen esa finalidad.

La energía solar fotovoltaica es apta para cualquier tipo de vivienda y edificio, por lo que es la mejor alternativa al momento de consumir energía eléctrica. En el caso de las empresas, al haber mayor gasto en las horas de sol, una instalación de placas solares para autoconsumo puede suponer grandes ahorros en las facturas de la luz.

Al encontrarnos en una situación de emergencia climática y ambiental, lo mejor por lo que se puede optar es por el autoconsumo solar. De esta manera se promoverá el cuidado del medio ambiente, ya que no se emiten gases tóxicos al generar electricidad. 

 

Por este motivo es que a la energía solar se la considera limpia, renovable e inagotable. Sin dudas optar por energías renovables es la mejor elección a la hora de hacer uso de la electricidad.