Free cookie consent management tool by TermsFeed Policy Generator

Mucho se habla sobre el uso de la energía solar a través de las placas solares fotovoltaicas y sus increíbles beneficios como fuente renovable alternativa de obtener energía eléctrica limpia. Sin embargo, también muchas son las interrogantes que se tienen sobre su rentabilidad: ¿El autoconsumo fotovoltaico vale la pena? ¿La inversión se amortiza en cuánto tiempo? ¿La energía solar fotovoltaica responde a la demanda energética? …

En principio, para saber si merece la pena colocar instalaciones solares en un inmueble, no solo debemos fijarnos en el coste de instalación (que es lo que solemos hacer), ya que existen otros factores que influyen en la rentabilidad de cualquier tipo de instalación fotovoltaica. Además, con el paso del tiempo los costes de las placas solares fotovoltaicas han disminuido, de modo que la inversión se ha hecho menor, considerando que la vida útil oscila entre unos 25 o 30 años.

Por otra parte, hoy en día muchos países contemplan subvenciones que permiten impulsar la instalación de módulos fotovoltaicos con el fin de reducir las emisiones de gases de efecto invernadero, lo que favorece la amortización de las placas solares fotovoltaicas. Adicionalmente, la inversión a mediano plazo puede retornar, y el ahorro en tu factura de energía la sentirás desde el primer día de consumo.

Por otra parte, la energía solar fotovoltaica es una de las energías renovables que más fácilmente se puede aprovechar, es un suministro eléctrico independiente que contribuye con la reducción de las emisiones de CO2 y, por lo tanto, a crear un mundo más sostenible. 

De tal forma que, pese a lo que pueda representar el coste de su instalación y mantenimiento, el uso de placas solares fotovoltaicas resulta beneficioso en lo que a ahorro y equilibrio ambiental se refiere. 

Así pues, en este post vamos a explicar todos los factores que hay que tener en cuenta para estimar la rentabilidad de las instalaciones fotovoltaicas

Placas Solares Fotovoltaicas

 

 

Rentabilidad de las Placas Solares Fotovoltaicas

Las placas solares fotovoltaicas son dispositivos o estructuras que tienen la capacidad de captar la energía solar y transformarla en electricidad o calor para diferentes usos. Ahora bien, cuando hablamos de rentabilidad hacemos referencia, básicamente, al coste de instalación y mantenimiento, el período de amortización y la factura de la luz (precio de la luz), entre otros.

A continuación, veamos cuáles son los factores que influyen en la rentabilidad de las placas solares fotovoltaicas.

Inversión inicial y costes de mantenimiento

Instalar placas solares fotovoltaicas en la vivienda o en el negocio tiene una inversión inicial que depende de tus necesidades energéticas, de la calidad del kit solar, los tipos de placas solares fotovoltaicas, de los fines de la instalación y de otros muchos factores. Hay que tener presente que:

  • Hay que costear los componentes: paneles, inversores, la batería, el generador, el cableado, etc.
  • Hay que cubrir gastos de instalación. Estos varían en función de la empresa encargada de realizar el trabajo de instalación. En promedio una instalación (con acceso sencillo) de 3.5 KW oscila sobre los 5.000 euros. Una de 5 KW (con un acceso complejo) puede costar hasta 7.500 euros.
  • Afrontar costes de mantenimiento. Estos costes suelen derivarse de las condiciones climáticas severas o del desgaste de piezas (luego de expirar la garantía). Estos suelen no ser excesivos y ocurren de modo ocasional.

En los últimos años los precios de las instalaciones de placas solares fotovoltaicas han bajado significativamente. Para tener una idea de inversión, en España una instalación para autoconsumo está alrededor de los 300 o 400 euros por cada metro cuadrado de instalación; precio que se reduce en proporción al tamaño de la instalación.

Por ejemplo, para una vivienda unifamiliar se requieren de unos 1500 euros (los hogares españoles tienen una potencia media de 4,4 KW) por cada kilovatio, es decir, la inversión inicial estaría alrededor de 6.600 euros más los costes de baterías (en el caso de instalaciones aisladas) cuando se requiera de almacenaje. Adicionalmente, hay que considerar que la zona geográfica, la orientación del tejado de la vivienda, entre otros, pueden variar el precio de instalación y rendimiento de las placas solares fotovoltaicas.

Amortización

Instalar placas solares fotovoltaicas es una inversión que puede amortizarse en un máximo de 7 años. Teniendo en cuenta que la vida media útil de estos dispositivos es de 25 a 30 años, vemos que resulta una extraordinaria alternativa energética que, adicionalmente, nos permite cuidar el medio ambiente. 

La factura de la luz

Ahora vamos a analizar la rentabilidad del autoconsumo fotovoltaico visto desde la factura de la luz.

Por lo general, se habla de un ahorro de hasta un 50% en consumo respecto al abastecimiento regular. Conforme a los expertos, en aquellas viviendas en las que el consumo es como mínimo 50 euros, resultan muy convenientes el uso de las placas solares. Y, aunque parezca paradójico, mientras más se gasta, más se ahorra. De modo que podemos tener diferentes plazos de amortización en función del consumo. Asimismo:

  • Dentro del consumo fotovoltaico tienes la opción de la modalidad excedentaria, es decir, te pagan por la electricidad no consumida. Generalmente, te compran la electricidad por un precio inferior al del mercado. No obstante, sigue siendo una forma de conseguir ingresos a partir del excedente producido. El beneficio puede ser de mayor importancia en instalaciones de mayor superficie.
  • Se puede obtener 1 KW de energía a partir de los 6m2. Una vivienda que necesite 4 KW, requiere 24 m2.
  • Para negocios o grandes empresas, en donde el mayor consumo tiene lugar en las horas de producción, la instalación de placas solares fotovoltaicas es muy rentable, ya que, de manera significativa, se disminuye la dependencia del suministro energético regular.

Compra o arrendamiento

Además de comprar, existe la opción de alquilar la instalación fotovoltaica. Esta decisión depende de varios factores:

  • Si el objetivo es maximizar los beneficios de la inversión, la mejor alternativa es comprar. Esto no solo te va a permitir reducir tu factura de luz, sino que también, a largo plazo, va a incrementar el valor de tu vivienda.
  • Si entre tus metas está reducir tu huella ecológica y generar energía renovable, arrendar es una buena alternativa.

Demanda energética

Si buscas reducir tu dependencia de la red eléctrica general, debes ser consciente de la cantidad de energía solar que necesitas para limitar tu consumo energético. Puedes hacer esta comparación:

  • Siempre que el generador o la batería permitan almacenar la energía, un panel solar de 100 vatios producirá 100 vatios por hora.
  • En tu factura de energía puedes apreciar los KWh, que son 1000 vatios por hora (esta es una unidad de energía básica). En tu factura verás el uso promedio de vatios por hora al mes.

De tal forma que para calcular cuánta energía consumes al día, solo deberás dividir el gasto mensual entre 30 (días). Aun cuando la empresa instaladora deberá proporcionar esta información, en España se reciben suficientes horas de luz solar, de modo que es viable cubrir las necesidades energéticas diarias con energía solar fotovoltaica.

Las placas solares fotovoltaicas: Un valor agregado

Otro de los aspectos que pueden recompensar tu inversión en módulos solares, es el aumento del valor del inmueble. Si tienes una vivienda con placas solares fotovoltaicas y te propones venderla, debes saber que el hecho de contar con instalaciones fotovoltaicas marca la diferencia en el valor de su venta. Obviamente, este valor variará en atención a la ubicación y localidad. Sin embargo, no va a dejar de ser ganancia, incluso podrás recuperar el coste de la instalación, y además, recibir un retorno mayor.  

Placas Solares Fotovoltaicas

 

¿Son realmente rentables las Placas Solares Fotovoltaicas?

Luego de haber abordado los aspectos que afectan la rentabilidad del uso de placas solares, definitivamente, sí, las instalaciones solares fotovoltaicas son rentables porque:

  • Disponer de energía fotovoltaica significa producir energía eléctrica limpia y sostenible.
  • Contar con un respaldo energético de entre 20 y 25 años de garantía, incluso más.
  • Las placas fotovoltaicas requieren un mantenimiento mínimo, por lo que, una vez que se haya amortizado la inversión inicial, se comenzarán a generar retornos importantes que representan un ahorro anual en la factura de energía eléctrica. El ahorro en electricidad puede llegar al 80%.
  • En el caso particular de España, se tiene la ventaja de contar con muchas horas de luz a diario. Así pues, la energía fotovoltaica es una alternativa energética viable que merece la pena aprovechar al máximo. Es de alta calidad, eficiente y efectiva; muy útil para obtener agua sanitaria caliente o calefacción en el hogar.

 

Finalmente, la rentabilidad de las placas solares fotovoltaicas viene dada por la combinación de dos factores esenciales. En primer lugar, el coste de los paneles y su instalación (entre 4.000 y 7.000€), que no supera el presupuesto que se podría destinar a cualquier reforma común en la vivienda y, en segundo lugar, la prolongada vida útil de los dispositivos, que con un mantenimiento mínimo puede superar nuestras expectativas de suministro energético. Además, el retorno está asegurado con un ahorro continuo durante muchos años.